6 días en Irlanda

La verde Erin, la isla esmeralda… la nombres como la nombres, Irlanda siempre está rodeada por un halo mágico y evocador que pocos países europeos puedes comparar. Como siempre digo, todos los destinos necesitan su tiempo e Irlanda no es ninguna excepción. Pero si cuentas con una semanita para visitar la isla, aquí te propongo un plan de viaje para que exprimas al máximo lo mejor de este paraíso verde. Failte!

Día 1. El centro histórico de Dublín

river-liffey

La capital de Irlanda puede que no se encuentre entre las grandes metrópolis europeas NO obstante,  Dublín es una de las ciudades más auténticas y una de las que menos se ha dejado influir por las modas extranjeras. Dublín es toda una outsider entre sus correligionarias. El primer día lo vamos a pasar recorriendo a pie su característico centro histórico, comenzando al norte de éste, en la calle O’Connell, en la oficina de correos, donde estalló exactamente la rebelión de 1916 que acabó conduciendo a la independencia de Irlanda.

molly molone.jpg

Cruzaremos el río Liffey para encontrarnos con todo el hussle buzzle de la ciudad donde confluyen las principales arterias de la ciudad y podemos admirar el Banco de Irlanda y el Trinity College. Este último alberga el magnífico Book of Kells, piedra angular del cristianismo irlandés. Terminaremos la mañana haciendo una visita a la mítica Molly Malone que vende impertérrita “cockles and mussles alive alive oh!”.

templebar

Por la tarde podemos acerarnos a visitar alguno de los museos de la ciudad y relajarnos en el céntrico parque de Saint Stephen’s Green. Una vez nos hayamos descansado las piernas, es momento para empezar con las pintas en Temple Bar.

Día 2. Dublín: conociendo la historia y tradiciones de la capital

kilnemara-gaol-dublin

Comenzaremos el segundo día recorriendo la capital irlandesa en la trágica Kilmainham Gaol. Para llegar a ella es necesario tomar un bus y reservar una visita guiada (por la mañana hay visitas reducidas y por la tarde completas). Tras empaparnos en la triste historia de sometimiento del pueblo irlandés pasaremos a empaparnos en su cerveza.

guiness-storehouse

A quince minutos al este de la cárcel, podemos conocer la fábrica de cervezas de Guinness. La entrada es cara pero merece la pena. ¡Además el precio incluye una pinta! Puedes aprovechar para almorzar también en su bar. Sorprendentemente es bastante económico.

dublin-castle

Para la tarde continuaremos nuestra visita histórica conociendo las dos catedrales: Christ Church Cathedral y la catedral de San Patricio y la residencia real de los reyes de Inglaterra cuando visitaban la colonia: el Dublin Castle.

Día 3. De Dublín a Galway

monasterio-de-conmacnoise

Es momento de abandonar la capital y conocer los magníficos paisajes del país. Mi recomendación es que alquiles un coche para poder recorrer la isla a tu aire. Avanzaremos hacia el oeste dirección Galway, donde estableceremos allí la base para conocer la abrupta costa atlántica irlandesa. A medio camino entre Dublín y Galway se encuentra el monasterio de Conmacnoise, uno de los más antiguos de la isla, que precede a la conquista inglesa, e incluye algunas antiquísimas cruces con inscripciones en gaélico referentes a los reyes locales de la isla. La entrada es algo cara, pero merece la pena darse un paseo por la tranquilidad que se respira entre las ruinas del monasterio.

En esa misma tarde llegaremos a Galway. El trayecto total que se dedica a atravesar la isla de este a oeste es ligeramente superior a dos horas por lo que si sales lo suficientemente temprano de Dublín te dará tiempo a llegar a Galway para descubrir todo lo que ofrece la ciudad en ese mismo día.

spanish-arch

El centro de Galway es relativamente pequeño pero tiene mucho -muchísimo- encanto. Una visita al mismo debe empezar en el Spanish Arch, nombrado en honor de los españoles que naufragaron frente a las costas irlandesas como parte de la trágica Armada Invencible. El barrio que sigue río abajo es simplemente mágico. Sus casitas de colores contrastan con las oscuras aguas del Corrib. Subiendo de nuevo al centro desde el muelle, llegaremos a la Saint Nicholas Church, de rito protestante. Desde aquí podemos dirigirnos hacia la Eyre Square o hacia la nueva catedral de Galway, de gusto algo dudoso. Finalizaremos nuestra visita por Galway en la antigua universidad, entre mágica y misteriosa con su hiedra que cubre parte de la fachada.

galway-cathedral

Es hora de descubrir la noche de Galway. A pesar de no ser una gran ciudad, su población sabe como divertirse. Pubs y pubs y más pubs atestan todas las calles del centro de la localidad. ¡Ten cuidado y no te pases con las pintas que mañana toca coger el coche de nuevo!

Día 4. Los acantilados de Moher y la costa atlántica

cliffs-of-moher

Es en los siguientes días cuando vamos a disfrutar al máximo de los increíbles paisajes irlandeses. La parte occidental de la isla cuenta con una espectacularidad única en las islas Británicas. A unos 80 kilómetros al sur de Galway se encuentran los acantilados de Moher (Cliffs of Moher), una espectacular pared de tierra que se precipita hacia el mar de forma vertiginosa. Créeme, quita el aliento. Cuenta también con un pequeño castillo que vigila toda la costa y desde el cual se ordenó ejecutar a todo español que se viera por allí (en la época de la Armada, claro está).

poulsallagh

Bien a la ida, bien a la vuelta de Galway, es interesante tomar un pequeño desvío para seguir la ruta de la costa (carretera R477) que recorre la distancia entre Moher y la cercana localidad de Kinvarra justo a pie de océano. Podrás parar en la curiosa formación rocosa de Poulsallagh, cuyo paisaje produce una sensación de estar como en otro planeta al borde del mar. Terminamos la ruta por la costa atlántica en la pintoresca Kinvarra, un pequeño pueblo pesquero con típicas casitas de colores y un imponente castillo a las afueras.

Día 5. La comarca de Connemara

parque-nacional-de-connemara

Sí ayer dirigimos nuestro rumbo hacia el sur, hoy toca subir al norte, hacia la región de Connemara. Visitaremos primero An Spidéal, una villa costera en la que todavía se puede escuchar a sus habitantes hablar gaélico irlandés de forma vernácula. De aquí tomaremos la ruta hacia el norte recorriendo lagos, ríos y montañas increíbles. ¡Eso sí, cuidado con las ovejas en la carretera! Llegaremos por la R366 hasta Leenaun, donde comenzaremos a recorrer el Killary, uno de los pocos fiordos irlandeses formados por un antiguo glaciar.

fiordo-de-killary

Siguiendo hacia el oeste nos encontraremos con la mítica abadía de Kylemore, al borde de un lago y rodeada de frondosas montañas, esta construcción ofrece un paisaje casi onírico. La misma se encuentra al borde del parque nacional de Connemara. Si el tiempo acompaña, una pequeña ruta por el mismo e el colofón perfecto para una visita por la región.

lowrys-clifdon

Finalmente nos dirigimos a otro pintoresco pueblecito con castillo: Clifden. Cuenta esta localidad con uno de los pubs más famosos de toda Irlanda y que ha sido nombrado recientemente como uno de los mejores de toda la isla: el Lowry’s. El castillo se encuentra bastante retirado de la ciudad y es necesario dejar el coche y caminar unos quince minutos, por lo que si el tiempo no acompaña no es muy recomendable la visita ya que el camino es puro lodazal.

Día 6. Vuelta a Dublín

galway-a-dublin

Y toca volver a Dublín. Lo bueno de alojarnos en Galway es que se encuentra a solo dos horas de la capital y la autopista está en perfectas condiciones por lo que en un suspiro te plantas de nuevo en Ath Cliath y sin tener que lidiar con el tráfico de la misma para entrar en el aeropuerto desde la M50. ¿Cuentas con un día más? Puedes tomar el ferry a las islas de Arán, situadas frente a la costa de Galway. Para llegar a ellas, debes desplazarte hasta Ros’ a Míhl, bien en coche, bien en la lanzadera provista por la empresa que opera los ferry y desde ahí tomar el barco hasta las islas.

Más sobre Irlanda…

¿Pensando en alquilar un coche por la isla? Próximamente te contaré qué debes tener en cuenta a la hora de conducir por este fascinante país por el cual, -ojito- se circula por la izquierda.

 

Anuncios

3 comentarios sobre “6 días en Irlanda

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s