7 experiencias que no te puedes perder en Río de Janeiro

No es para tanto. Esa fue el primer pensamiento que cruzó mi mente según el autobús me llevaba desde el popular distrito de Méier, al norte de Río, hacia las playas de Copacabana.
La antigua capital del imperio brasileño no había despertado en mí el amor a primera vista que me habían provocado otras ciudades que había visitado alrededor del mundo. Dos semanas después, me quería quedar a vivir allí.
A cidade maravilhosa tiene un encanto que pocas urbes del globo poseen. La alegría y la magia que se respiran por sus calles y playas van más allá del tópico y, por mil palabras que escriba, no seré capaz de trasmitirlas en un post. No obstante, déjame que te recomiende siete experiencias en Río que harán que te enamores de la cidade hasta los huesos.

1. Subir al Cristo del Corcovado

Cristo del Corcovado

Ni es el monumento más bonito de la ciudad ni el más impresionante: esta maravilla del mundo moderno no es otra cosa que un Cristo gigantesco observando la bahía de Río de Janeiro. Pero su visita es de carácter obligatorio. La subida en funicular a través de la selva urbana más grande del mundo la amenizan los pequeños colibríes a los cuales no parece importarles el traqueteo del viejo tren. Eso sí, una vez arriba, sí que te importarán a ti las hordas de turistas intentando hacerse la mejor foto con el súper Jesús. Abstráete y goza de las vistas: estás contemplando una de las bahías más evocadoras del mundo.

2. Contemplar el atardecer en Ipanema

Atardecer en Ipanema

El morro Dois Irmãos (Dos hermanos) vigila todo movimiento en la playa más sexy del mundo mientras lentamente el sol se va escondiendo tras su característica figura. La atmósfera se vuelve cálida mientras los cariocas recogen sus pareos y emprenden la marcha a sus hogares. Tú párate y disfruta. Observa el cambio de color del agua y de los edificios detrás de ti. Ya está. Ya estás enamorado de Río. Una vez se haga de noche aprovecha y tómate una Brahma en uno de los chiringuitos del paseo marítimo sobre el tan característico empedrado a la luz de la luna.

3. Ponerte hasta arriba en un rodizio de churrasco

Rodizio de Churrasco

Es el típico festín de carne brasileño y, si no te controlas, saldrás rodando del local. El rodizio es básicamente un bufé libre de exquisitas carnes que se ofrecen en espadas y que el camarero se encarga de servirte en tu plato. La picanha es la carne más sabrosa de todas y el precio se encuentra entre 40-60 reales (11-17 euros). Es la experiencia gastronómica por excelencia en Brasil y se agradece después de días comiendo arroz y feijão.

4. Bailar en una roda de samba

Roda de Samba da Pedra do Sal

Guarda fuerzas para la noche e infórmate sobre dónde salir a bailar hasta altas horas de la madrugada. La mejor opción para disfrutar como un local son las rodas de samba. Fiestas al aire libre en pequeñas plazas donde un grupo de artistas tocan samba y la gente baila sin parar. La más característica es sin duda la Pedra do sal. Localizada en la parte vieja cerca del distrito de Gamboa, esta característica fiesta tiene lugar los lunes. Su ambiente festivo esconde el trágico pasado de esta zona del antiguo puerto donde los esclavos descargaban la sal y la transportaban a los almacenes pasando por una resbaladiza piedra. De aquí el nombre de pedra do sal. La piedra sigue ahí y ¡ojo! resbala, así que mientras bailas y bebes caipirinha no pierdas la verticalidad.

5. Presenciar un partido de futebol en Maracanã

Maracaná

No me gusta el fútbol. He dicho. Pero Maracanã es Maracanã. El que fuera el estadio con mayor capacidad del mundo es un verdadero templo del deporte y si cae la posibilidad de ver un partido de alto nivel ¿por qué no vivir la experiencia? La mía, te aviso, fue inolvidable -y probablemente irrepetible-. Corría el año 2013 y Brasil era la sede de la Copa de las Confederaciones y casualmente España jugaba contra la superpotencia futbolística campeona de Oceanía: Tahití. La Roja ganó 10-0. Sí, fue durante aquella época en la que todavía ganaba algo.

6. Recorrer las favelas en el teleférico do Complexo do Alemão

Teleférico do Complexo do Alemao

Cerca de un millar de favelas jalonan la geografía urbana de Río de Janeiro. Una cantidad que impresiona, sobre todo si tenemos en cuenta que la extensión de estas puede alcanzar las 296 hectáreas del Complexo do Alemão. La otrora zona más violenta de Río fue “pacificada” por la policía y el ejército brasileños en 2011 y en la actualidad un teleférico la recorre haciendo varias paradas intermedias. Recorrerlo de principio a fin ofrece visiones que invitan a reflexionar sobre los niveles de pobreza que se dan en la ciudad. La favela se expande como un verdadero mar sin fin de casas destartaladas, callejuelas, depósitos de agua y piscinas. Al llegar a la estación terminal podrás darte una pequeña vuelta por los alrededores en un ambiente bajo fuerte presencia policial, por lo que la sensación de inseguridad no es tanta como en un principio pudiera parecer.

7. Haz amigos

Amigos en Brasil

No te vayas de Brasil sin hacer amistades. En la playa, en los mercadillos, en los chiringuitos, en las rodas de samba, los brasileños son de las personas más amables y cariñosas que he conocido. Siempre con una sonrisa en la boca, estarán dispuestos a ayudarte y a aconsejarte en todo lo que necesites. Y es que teniendo un país increíble, es normal que estén encantados con la idea de mostrarte todo lo que conocen. Por otro lado, a los españoles nos tienen un especial cariño y siempre les supone motivo de alegría el cruzarse en tu camino. Así que no lo dudes, márcate un sambazo rodeado de cariocas y agrégalos a Facebook ya que, aunque no sepas cuándo vas a volver, ya sabes que volverás.
Anuncios

Un comentario sobre “7 experiencias que no te puedes perder en Río de Janeiro

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s