Sitios muy recomendables para comer en Frankfurt

Puede que sea la capital financiera de Europa, la sede del Banco Central Europeo y de las principales entidades bancarias de Alemania, pero Frankfurt (o Fráncfort) del Meno es también una de las principales ciudades gastronómicas del país teutón. Es además -curiosamente- la ciudad alemana donde cuento con más amigos en todo el país, algunos de ellos son casi familia.

Gracias a este hecho, durante mi última visita a Frankfurt, tuve la oportunidad de conocer de primera mano sitios realmente recomendables para comer o cenar en la capital del Meno. Restaurantes y bares de lo más variopinto: tradicionales, modernos, hípsters y diferentes. De todo, como en botica. Y ninguno decepcionó.

Desabróchate el cinturón y guten Appetit!

Äpelwolwerschaft Dauth – Schneider

duth - schneider frankfurt

Neuer Wall 5

En pleno corazón de Alt Sachsenhausen, una de las zonas más características y animadas de Frankfurt, encontramos el restaurante Dauth – Schneider. De corte tipiquísimo, mis amigos lo definieron como “muy alemanaco”. Y lo es. Ofrece sus grandes jarras de cervezas y todas las especialidades germánicas como los Schnitzel o los Spätzle, la típica pasta de esta zona del país en un local con la decoración más alemana que puedas imaginar. No puedes irte de Dauth – Schneider sin probar su salsa verde (grüne Sauce) que está deliciosa y no te cansarás de mojar en ella. El único contra, el servicio es bastante lento a la hora de tomar nota. Pero no te preocupes, una vez te hayan tomado nota, los buenos platos germánicos no tardarán en llegar.

Chairs Restaurant, Café & Bar

chairs frankfurt

Gronauer Straße 1

De un estilo completamente distinto al anterior pero guardando ese estilo alemán tan característico tenemos el Chairs. Su nombre viene dado de una curiosa compra que puedes hacer en el restaurante. Cada una de las sillas del local es distinta y, si te gusta en la que estás sentado, puedes comprártela una vez haya finalizado tu estancia aquí. No se puede ser más original.

El Chairs se encuentra en pleno barrio de Bornheim Mitte, la zona más hípster y moderna de Frankfurt por lo que por la zona hay una gran cantidad de restaurantes que merece la pena también probar.

En la carta del Chairs cabe destacar la amplia selección de ensaladas: de falafel, de queso de cabra, de gambas, en la que te ponen una buena cantidad de crustáceos. La carta de vinos es también amplia y tienes buenos caldos a precios no muy elevados. El servicio es muy, muy agradable y simpático.

Der fette Bulle

der fette bulle

Kaiserstraße 73

Si lo que vas buscando es una buena hamburguesa en Frankfurt, Der fette Bulle es tu lugar. Se encuentra cerca de la estación central de la ciudad (Frankfurt Hautbahnhof) por lo que la zona no es de lo más atractivo. No obstante, el interior es todo lo contrario a la calle dónde se encuentra: la decoración es muy cuidada y muy agradable: muy al estilo de las hamburgueserías que están tan de moda en Madrid, por ejemplo.

Si vas con hambre, prueba la hamburguesa que lleva el nombre del local: tiene doble de carne, huevo, doble de queso y salsa barbacoa. De acompañamiento puedes pedir boniato frito casero (Süßkartoffelpommes) una de las mayores delicias que he probado en Frankfurt.

Pero yo lo que quiero son Würste

schreiber frankfurt

Si quieres salchichas, no te preocupes. No tendrás problemas en encontrar todas las especialidades habidas y por haber en toda la ciudad de Frankfurt. Una buena opción barata para probar varias son los diferentes mercados o ferias que tienen lugar por la ciudad, especialmente en verano. Otra opción es visitar el puesto de Schreiber, en el mercado de Kleinmarkthalle. Ofrecen las Würste más afamadas de Frankfurt y, de hecho, se forman grandes colas para poder degustarlas. Si quieres probarlas y no tener que esperar mucho, puedes -por ejemplo- acercarte por la mañana, ya que a esas horas el mercado suele estar más tranquilo.

¿Y un Riesling o un Apfelwein?

apfelweinfest frankfurt
Foto: Layne Ivy

Una de las cosas que más me sorprendió de Frankfurt es la cantidad de mercados o ferias que se suceden cada día en las diferentes plazas y parques por toda la ciudad. Es en estos puestecitos dónde podemos tener de primera mano los mejores vinos locales, como por ejemplo el Riesling. Friedbergerplatz, al norte del centro, acoge su mercado de vino cada viernes y la céntrica Konstablerwache, los sábados. Además, hay multitud de diferentes festivales a ambos márgenes del río. El mejor consejo en estos casos es preguntar a los locales para descubrir dónde encontrar el mejor mercado del día.

Otra de las especialidades enológicas de la región de Frankfurt es la sidra, o cómo ellos la llaman: vino de manzana (Apfelwein). En agosto, durante toda una semana se instala en Hauptwache el Apfelweinmarkt, para que puedas probar los caldos fermentados de manzana del país. Comprobarás que los alemanes sirven la sidra en unos vasos especiales. Estos recipientes cuentan con relieves especiales en el vidrio o plástico del que están hechos. La función de esta característica textura es que, mientras sujetas tu vaso, este no resbale debido a la grasa que tus dedos pueden tener si a la vez te estás comiendo una suculenta Würst. Estos alemanes, como son.

Para terminar un café…

markt im hof frankfurt

Alemania no es conocida por su buen café precisamente. Frankfurt -puedo decirte- que es una excepción. Hay varias cafeterías por la ciudad que están a la altura de los mejores cafés de Europa. Los más clásicos y típicos son el Wacker’s Kaffee (en Kornmarkt, 9) o el Café Mozart, en el que podrás sentirte como una verdadera señora teutona acompañando tu capuchino con una Schwarzwälder Kirsch

Si estás por la zona de Alt Sachsenhausen, los sábados instalan un mercadito de lo más original, el Markt im Hof. En lo que antes era un antiguo establo de caballos, Hoppenworth & Ploch monta su pequeño puesto de café. Uno de los mejores que he probado en Alemania, sin duda. Hoppenworth & Ploch cuenta con su propia cafetería “fija” en la zona de Friedberger, por lo que si te acercas por este barrio, bien merece una pequeña visita para degustar un buen café.

Nota: ninguno de los establecimientos aquí mencionados ha pagado por aparecer y las críticas están basadas en mi experiencia personal sin recibir contraprestación alguna.

Foto de portada: Layne Ivy.

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s