Hoy os llevo a un lugar poco conocido, pero que es (o mejor dicho, fue) hogar una famosa diosa de la antigüedad. Milo. ¿Te suena o no? ¿Sabías que la Venus de Milo fue descubierta en una pequeña isla del Egeo llamada Milo o Milos? Pues en el post de hoy vamos a descubrir esta pequeña isla en mitad del Egeo.

Esta isla cuenta forma de rosquilla semihundida sobre el mar y, para bien o para mal, no suele estar entre los recorridos tradicionales por Grecia, aunque mi recomendación es que, siempre que puedas, le hagas un hueco en tu itinerario. Al tratarse de una isla menos turística, Milo ofrece un aspecto más auténtico del país y cuenta con todos los alicientes para que la visita sea inolvidable. Milos se convirtió en uno de mis lugares favoritos de toda Grecia y en este post te cuento por qué. ¡Ah! Y no, este post, no es un post patrocinado. Ejfaristó!

Llegada a Adamas

Llegada a Milo

Milos es una de las islas Cícladas, una de las más alejadas del continente, pero es fácil de incluir en una ruta por este archipiélago. El puerto de entrada a la isla se encuentra en el núcleo principal de población de la isla, Adamas que, sin embargo, no es la capital. La isla cuenta también con un pequeño aeropuerto con vuelos desde y hasta Atenas, por lo que si uno cuenta con poco tiempo puede ser otra buena opción para acercarse a la isla.

Adamas no tiene mucho encanto. Se trata de un pequeño pueblo pesquero orientado únicamente a servir de tránsito entre pasajeros. Un par de vueltas por el muelle que está rodeado de cafeterías, agencias de viaje y poco más.

¿Cómo moverse por Milo?

Alquiler de coches en Milo

Si bien el resto de islas griegas (al menos en aquellas en las que he estado) cuentan con un servicio de transporte público bastante decente que podemos utilizar para visitar los principales puntos turísticos, Milo adolece de éste. Al contactar con el alojamiento que habíamos reservado, se nos indicó que la única manera de llegar hasta él, en Agia Kiriaki era alquilando un coche.

Aunque esto nos sorprendió, pudimos alquilar un auto sin problema con RAC-Rent A Car, que nos ofreció a precio módico un Renault Clio antiguo, pero que servía perfectamente para recorrer la isla por sus carreteras y caminos.

Hay que tener en cuenta a la hora de moverse por tierra en Milo es que parte de la isla es intransitable debido a la presencia de la víbora de Milo, uno de los reptiles más venenosos (y protegidos) de Europa.

Playa de Agia Kiriaki

Playa de Agia Kiriaki

Una de las playas más alejadas de la isla, accesible con el coche, es Agia Kiriaki. En mi visita a Milo fue aquí donde nos alojamos y fue una verdadera maravilla. La playa está siempre tranquila debido a su lejanía, y cuenta con una fabulosa arena fina, aguas plácidas y hasta una taberna que hará las delicias de toda fantasía estival griega.

El alojamiento también era increíble, con una increíble terraza con vistas al Egeo.

Playa de Agio Sostis

Playa de Agio Sostis Milo

La segunda playa que visitamos fue la de Agios Sostis, aunque está muy cercana a Agia Kiriaki, debido a que no hay carretera que las conecte directamente , es necesario dar un rodeo hasta llegar a ella.

La playa es de pequeñas dimensiones, con arena fina y muy tranquila. Tiene también varios restaurantes en la cercanía y de aquí es desde donde partimos a nuestro siguiente punto en la ruta.

Excursión en barco por el oeste de Milo

En barco por las costas de Milo

Debido al hecho de que la parte occidental de la isla es impracticable por tierra, alguno de los puntos imprescindibles de Milos son visitables sólo en barco. Es por tanto que en esta Cíclada una excursión en barco se una de las actividades más populares para realizar. Hay numerosas empresas que las llevan a cabo de un día y de medio día. Cómo no contábamos con mucho tiempo, nos decantamos con una excursión de media jornada para ver los principales puntos del extremo más occidental de la isla.

Playa de Kleftiko

Kleftiko Milos

Kleftiko es, sin duda alguna, el punto más impactante de toda Milo, una maravilla de acantilados blancos esculpidos por el azote del Egeo que parece que estemos en otro planeta. No será la única vez que tengamos esta sensación en la isla.

El barco te deja en las cercanías y te puedes dar un buen chapuzón en las aguas turquesas y plácidas del sur de la Milos. Esto es un plus de esta parte del litoral ya que el viento que sopla del norte en el Egeo durante el verano puede hacer que en algunas playas el ambiente no sea muy apacible.

El punto de baño en Kleftiko cuenta con una pequeña cueva marina que se puede atravesar fácilmente a nado y aparecer al otro lado. Una experiencia única e irrepetible.

El pueblo de Plaka

Escaleras por el centro de Plaka, Milos

La capital de Milo no es Adamas, sino la pequeña Plaka, encaramada en las montañas. Esta pequeña población que no llega a los mil habitantes es otra de esas localizaciones que te hacen suspirar ‘¡pero qué bonita es Grecia!’.

Plaka cuenta con una facinante historia. Hasta aquí llegaron los ‘demócratas’ atenienses para pedir a Milo que se aliaran a ellos contra los espartanos y estos se negaron. Sólo querían ser neutrales. ¿La respuesta? Los atenienses ejecutaron a toda la población.

Claro está, hoy en día nada recuerda a aquella tragedia. Hoy en día Plaka es un apacible pueblo con callejuelas ondulantes que suben hacia lo más elevado de la isla con un precioso kastro, o fortaleza medieval veneciana, desde la que se observan una magníficas vistas.

La iglesia principal situada también en el caso antiguo tiene un patio perfecto para una buena sesión de fotos y observar el atardecer sobre la bahía.

Para terminar, Plaka es también el único lugar en Grecia en el que se pueden admirar unas catacumbas romanas del siglo I de nuestra era.

Comer en Plaka

gastronomía griega en Plaka

La comida en Grecia es espectacular. De eso no cabe duda. Pero en Plaka fue precisamente en uno de los sitios dónde mejor comimos, a precio más económico, al ser Milos menos turística que otras islas como pueden ser Santorini o Mikonos.

En el restaurante Archontoula, localizado en una coqueta plazuela de la zona antigua de la ciudad probamos el mejor calamar de todo mi viaje por Grecia y un pulpo para quitarse el sombrero.

Playa lunar de Sarakiniko

Paisaje lunar en Sarakiniko Milos

Como si de un viaje especial se tratara y tras haber pasado por diferentes planetas llegamos a la Luna. Bueno, a la Luna no, pero a la playa de Sarakiniko. Para llegar a ella se deja el coche en un camino y se avanza a pie hacia una pequeña lengua de tierra rodeada de espectaculares formaciones rocosas que recuerdan a nuestro satélite. La sensación es espectacular y hace que uno no quiera marcharse de aquí nunca.

Algo curioso de Sarakiniko es que, a pesar de estar localizada en la parte norte de la isla, donde el mar suele estar embravecido, debido a la protección de las rocas, el agua en la pequeña playa está siempre calmada y plácida, por lo que el baño está cien por cien asegurado.

Mapa de localización de Milo (o Milos)

Más sobre Milos y Grecia

Saber más sobre Milos

Si volviera a planificar mi viaje por Grecia, añadiría más tiempo para Milo sin dudarlo ya que me dejé cosas en el tintero: como la playa de Tsigrado, por ejemplo, u otras a las que la excursión en barco de día entero llegaba. Pero eso será la próxima vez. ¡Nos veremos de nuevo Milos!

Si quieres más información sobre mi Grecia, puedes consultar estos posts sobre el tema:

· Ruta de 15 días por Grecia: Atenas, continente e islas.

· Cómo viajar en barco por las islas griegas.

Código ético

Ninguno de los establecimientos aquí mencionados ha pagado por aparecer y las críticas están basadas en mi experiencia personal sin recibir contraprestación alguna. No obstante, los links de experiencias son enlaces de afiliado por el cual, me llevo una pequeña comisión de cada venta que provenga de El viaje del mapache. Esto no te cuesta nada y  me ayuda a continuar con mi blog.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *