De ruta turística por Villanueva de la Serena

No hace mucho, el periódico El País se hizo eco en sus páginas de un dato curioso: un estudio mostraba que las ciudades que mejor habían resistido la crisis durante estos años se encontraban en el norte de España. ¿Todas? No, todas no. Entre aquellas localidades que mostraban orgullosas sus ‘kas’ y sus ‘tx’ se había colado un pueblo extremeño: Villanueva de la Serena. Y da la casualidad de que ese pueblo, es el mío. Así que déjame que te cuente en un breve post qué puedes ver en Villanueva de la Serena.
No se puede decir que esta localidad de 26.000 habitantes tenga un patrimonio que destaque como otras ciudades de la región como Cáceres, Mérida, Trujillo, Plasencia, pero si te dejas caer por Extremadura, bien merece una pequeña parada para descubrir sus puntos de interés que recorren su historia desde la era de los Conquistadores hasta este nuestro siglo XXI.

¿Dónde está Villanueva de la Serena?

Dónde se encuentra Villanueva de la Serena

La localidad se encuentra en las Vegas Altas del Guadiana, a tan solo cinco kilómetros de su vecina y hermana Don Benito. En el eje central extremeño que vertebra el río Guadiana, ambas ciudades conforman la aglomeración urbana más importante de una zona que comprende un tercio de toda Extremadura: las Vegas Altas, la Serena, la Siberia, la comarca de Miajadas y las Villuercas. Para acceder a ella cuentas con la autovía EX-A2, un ramal de la A-5 Madrid-Lisboa y con la línea ferrea decimonónica Madrid-Badajoz.

La plaza de España: el Ayuntamiento y la iglesia de la Asunción

Ayuntamiento de Villanueva de la Serena

Pocos edificios llaman más la atención en Villanueva que su ayuntamiento. Construido en 1583, este edificio de dos plantas y estilo renacentista, muestra en el frontón de su fachada la enigmática sirena, símbolo de la ciudad. Como si una Copenhague del sur se tratase, esta da origen al escudo de la ciudad así como a las numerosas estatuas de sirénidos que se reparten por plazas y rotondas. Dentro del ayuntamiento se encuentra la oficina de turismo y justo enfrente, con un talante más de paseante que de conquistador, la estatua de Pedro de Valdivia, serón que incorporó Chile -con el nombre de Nueva Extremadura– al Imperio español y fundó, claro está, la localidad chilena de La Serena.

Iglesia de la Asunción Villanueva de la Serena

A pocos metros de la casa consistorial, se yergue la iglesia de la Asunción. Centro religioso de la ciudad, sigue trazas de estilo herreriano y hay que admitir que sus dimensiones impactan. Su altura es considerablemente mayor a las parroquias de las localidades vecinas, pudiéndose ver su torre -finalizada en 1634- desde kilómetros de distancia. Es punto de partida de la popular procesión de domingo de Resurrección conocida popularmente como la Carrerita -protagonista típica de los telediarios de tal fecha, cuando los redactores se encuentran sin muchas noticias que ofecer. Cuenta con el privilegio de contar con una talla del célebre Mariano Benlliure representando a la Virgen de los Dolores.

La casa de la Tercia

Casa de la Tercia en Villanueva de la Serena

Comenzamos el recorrido histórico por la ciudad, retrocediendo a la Edad Media. La casa de la Tercia, recientemente restaurada, es el edificio más antiguo que se conserva en Villanueva. Data del 1310 y servía como sede para las recaudaciones de impuestos, que por aquel entonces se realizaban en grano. Aquí era pues donde almacenaba. Según la web municipal, el edificio fue protagonista de reuniones claves durante las guerras castellanas. Como curiosidad, el edificio se encuentra en la antigua judería de la localidad.

El monasterio o palacio prioral de San Benito y la capilla del Santo Sepulcro

Palacio Prioral de Villanueva de la Serena

Dejamos el Medievo para adentrarnos hasta la Edad Moderna. Castilla y España, en plena contrarreforma, no dejan de ver aumentar el número de sus conventos y monasterios. Villanueva no es una excepción. El primer edificio monacal erigido en esta ubicación se remonta a 1494, si bien el actual data de finales del s. XVIII. Sus encalados y blancos muros dieron cobijo en 1580 al rey Felipe II cuando se dirigía a Portugal con su esposa Ana de Austria. Volvió a ser testigo de la historia -muy a su pesar- cuando las tropas francesas decidieron saquearlo a su paso por Villanueva durante la primavera de 1809.

Capillo de Santo Sepulcro Villanueva de la Serena

Aneja al palacio, se encuentra la coqueta capilla del Santo Sepulcro, cuyo origen fue una pequeña fábrica propiedad del Consejo de la Mesta, de cuyo recuerdo nos queda el magnífico escudo de los Austria en la parte superior de su fachada. Se utilizó como sede de reuniones y albergaba importantes archivos que fueron posteriormente trasladados a Madrid, tras la dedicación del lugar al Santo Sepulcro de Jerusalén.

La Jabonera

Jabonera en Villanueva de la Serena

Avanzamos en el tiempo y, tras una larga y paupérrima Edad Moderna, nos plantamos en la tardía y leve Revolución industrial en Villanueva. A finales del siglo XIX se levanta al lado de la estación de ferrocarriles la fábrica de jabón Gallardo, pionera en España por dar uso a un elemento que las jaboneras desechaban hasta el momento: la glicerina. Su éxito marcó el inicio de la industrialización extremeña. Lo que se conserva hoy en día es la casa familiar de los dueños, cuyo arquitecto, Aníbal González, fue el mismo que diseñara la plaza de España de Sevilla. Abandonada durante siglos -y casa fantasmagórica durante mi infancia- es hoy sede de la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Villanueva de la Serena tras una muy acertada rehabilitación. Justo delante de ella se expande el moderno paseo lineal del Ferrocarril, también de reciente inauguración.

Palacio de Congresos ‘Vegas Altas’

Palacio de Congresos de Villanueva de la Serena

Y con las mismas nos plantamos en el siglo XXI. No exento de polémica, en 2014 se inauguró -sin congresos- el palacio de Congresos de Villanueva de la Serena, obra del estudio de Luis Pancorbo. Entrando a la ciudad por la carretera de Castuera, este moderno cubo rodeado de una estructura de soga da la bienvenida al pueblo. Un edificio contemporáneo que muestra una nueva cara de Villanueva y una voluntad de (¿por qué no decirlo?) sacudirse los rancios estereotipos vertidos ad infinitum sobre Extremadura. Mucho se podría hablar sobre la poca previsión del ayuntamiento a la hora de traer congresos. Ni un convention bureau ni nada que se le parezca, pero el edificio da a la ciudad otro aire, contando con numerosas posibilidades y mostrando, en esta pequeña localidad, un pedacito de la nueva arquitectura. Es el punto final perfecto para una visita turística por Villanueva de la Serena cuyo eje narrativo ha sido la historia de la ciudad.

Más…

Pedro de Valdivia conquistador Villanueva de la Serena

Entre otros puntos de interés que puedes visitar en una pequeña escapada a Villanueva puedes encontrar: la casa de los Bolos, la iglesia de San Francisco o la capilla de Santa Isabel. Gastronómicamente hablando, permíteme que te recomiende la tortilla de patatas con almejas del bar Imperial. Buenísima y no es porque sea de mi pueblo.

tortilla con almejas villanueva de la serena

Anuncios

2 comentarios sobre “De ruta turística por Villanueva de la Serena

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s